Esponja de Luffa

7,00 IVA inc.

Esponja de Luffa es una forma totalmente natural de cuidar tu cuerpo y que además, es totalmente sostenible. Luffa aegyptiaca es una especie de luffa cultivada por su fruto. La fruta inmadura es consumida como verdura de estación en forma similar a un calabacín, y en Asia generalmente se cultiva para tal fin. Al contrario de la fruta inmadura, la fruta madura es muy fibrosa y se usa para hacer esponjas de baño exfoliantes, conocidas como esponjas vegetales.

Disponibilidad: Hay existencias

Añadir a mi lista
Añadir a mi lista
Categorías: , , , , , , , , , , , , , Etiquetas: , , , , , ,

Esponja de Luffa es una forma totalmente natural de cuidar tu cuerpo y que además, es totalmente sostenible. Luffa aegyptiaca es una especie de luffa cultivada por su fruto. La fruta inmadura es consumida como verdura de estación en forma similar a un calabacín, y en Asia generalmente se cultiva para tal fin. Al contrario de la fruta inmadura, la fruta madura es muy fibrosa y se usa para hacer esponjas de baño exfoliantes, conocidas como esponjas vegetales.

Las propiedades de esta esponja de Luffa te van a sorprender:

  • Estimula la circulación sanguínea, por supuesto, favorecerás esto si el pasaje sobre la piel lo aplicas de manera ascendente den las piernas, siempre hacia el corazón.
  • Previene y reduce la celulitis. Esto es una causa directa de lo anterior, ya que al mejorar la circulación, se mejora el aspecto de la piel de naranja.
  • Reduce los puntos negros. El uso de la esponja de luffa reduce el exceso de sebo, controlando y reduciendo el acné y puntos negros, al hacer además una limpieza profunda en el cutis,
  • Previene el enquistado capilar.
  • Elimina las pieles muertas, al hacer una exfoliación en la piel, y dando como resultado una piel más lisa, brillante y joven.
  • Buenas para tu piel
  • 100% natural y elaborada de manera artesanal.
  • 100% biodegradable, esto supone la generación de cero residuos (zero waste).
  • Ideal para Utilizar con geles y jabones
  • Exfoliante natural, tanto en seco como en húmedo

Forma de uso: La esponja de luffa es como cualquier otra esponja en un principio, de manera que hay que mojarla con agua caliente o templada y apretarla un poco hasta que se ablande. De la misma manera que otras esponjas vegetales como las de Konjac, se encuentran deshidratadas y duras hasta que se humedecen y se ablandan. Echa el jabón o gel sobre ella para crear espuma a tu gusto. Procura no utilizarla en zonas delicadas o de piel dañada, como en rostro, cuello o si tienes heridas o la piel irritada o demasiado sensible.

Ya sabes que tiene propiedades anticelulíticas, así que siempre es recomendable para mejorar este aspecto así como la circulación sanguínea, que los masajes que apliques con la esponja sean siempre hacia el corazón.

La duración de la esponja de luffa dependerá de su uso y de cómo la trates, pero en principio estaría entre los 3 y 6 meses.

 

Peso0.03 kg

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Esponja de Luffa”