TRAMITAMOS TUS PEDIDOS CADA DÍA PARA QUE LOS RECIBAS EN 24/48 HORAS!

Mi cesta:
piel con acné

Piel con acné

El ACNÉ es una afección cutánea propia de pieles grasas y sensibles e implica que la piel produce exceso de sebo que al producir el taponamiento del poro, provoca la proliferación de bacterias, y de ahí la aparición de rojeces, granitos y puntos negros. 

El error más común es el uso excesivo de productos agresivos que resecan la piel y lavarla continuamente para eliminar cualquier resto de grasa. Sin embargo esto no hará más que agravar la situación puesto que la producción sebácea es una respuesta defensiva de nuestra piel (el sebo es protección de nuestra piel contra agentes externos). 

Es muy común entre los adolescentes pero pasa a distintas edades. En buena medida hay un componente genético pero se pueden combatir y contrarrestar  procesos demasiado inflamatorios o duraderos, y por supuesto, evitar marcas futuras. 

– NUNCA te toques los granitos. 

– Lava la piel no más de dos veces al día con un productos adecuados y suaves

– Usa una hidratación correcta y preferiblemente texturas ligeras que te resultarán más cómodas.

– Mejor productos que regulen la producción sebácea (que no te dejen la piel seca y tirante, sino que te ayuden al equilibrio).

– Productos libres de aceites minerales, no comodogénicos (taponan el poro) y si usas maquillaje, quizás prefieras que el acabado sea matificante.

– Activos antiinflamatorios y reparadores.

– Aplica protección solar cada día, sin excepción. 

 

Como la piel es el resultado a menudo, de nuestro estilo de vida, te vamos a hablar de ciertos hábitos de vida y alimenticios que seguro te ayudarán con la piel. Sólo con la alimentación adecuada no vas a eliminar del todo el acné pero prueba y verás como va a ayudarte en gran medida y el aspecto de tu piel será otro.

ALIMENTACIÓN SALUDABLE.

Esto resulta obvio pero quizás no te hayas parado a pensar en que la alimentación influye mucho en la piel, en la producción de sebo, en procesos inflamatorios y por tanto, en la piel con acné.

Alimentos que debes EVITAR:
  1. Productos ricos Grasas Trans (ácidos grasos insataurados, modificadas al convertir una grasa líquida en sólida mediante el proceso de hidrogenación). 
    • Fritos, comida precocinada, alimentos procesados, margarina…
  2. Productos ricos en Ácidos Grasos Saturados.
    • Embutidos, grasas lácteas como helados, nata…
  3. Productos que provocan picos de insulina.
    • Dulces procesados, caramelos…azúcar simple. 
  4. Alcohol. 
Alimentos que te RECOMENDAMOS:
  1. Alimentos ricos en Omega-3.
    • Pescado azul, marisco de agua fría, espinacas, nueces, semillas…
  2. Alimentos que mejoran la flora intestinal.
    • Legumbres, fermentos como el chucrut, probióticos…
  3. Come muchas verduras y frutas ricas en vitaminas y oligoelementos.
    • Aguacates, zanahoria, tomate, remolacha, kale…
  4. Bebe agua!

Otros hábitos de vida saludables para nuestro cuerpo, influyen también en nuestra piel. 

  • Evita la vida sedentaria y haz un poco de deporte cada día. 
  • Duerme lo necesario (se recomiendan 7h/día).
  • Evita el estrés (provoca inflamación en la piel). 
  • NO FUMES. 
  • Usa protección solar. 

Es común que nos preguntéis por rutinas para pieles grasas o con tendencia acneica, así que vamos a dejaros una rutina para el día y otra para la noche, aunque recuerda que puedes hacerla a tu gusto

RUTINA DE MAÑANAS:

(OPCIÓN 1) LimpiezaTónico + Hidratación en crema Protección Solar 

Si te maquillas y buscas acabados mate, puedes optar por el maquillaje de Quinoa (propiedades antiinflamatorias y acabado mate).

(OPCIÓN 2) Limpieza + Tónico + Hidratación en aceite + Protección Solar (es una protección tipo serum, muy ligera y disponible con color o sin color)


RUTINA DE NOCHES:

(OPCIÓN 1) Limpieza + Tónico + Tratamiento para las marcas y manchas

(OPCIÓN 2) Limpieza + Tónico + Tratamiento

A mayores hay un producto que personalmente siempre tengo en la mesilla, el roll on Antiacné, para cuando me sale un granito o si hay un grano interno que está aflorando.

También es recomendable que de vez en cuando exfolies la piel, bien cada 10 días, 2 veces al mes o como prefieras, pero sin pasarte con esto tampoco. A mi me encanta el exfoliante de Lani, aunque cuando encuentro el momento, prefiero una mascarilla de la misma marca (detox de cacao) que descongestione la piel y la deje limpia.

Si estás leyendo esto porque tienes piel acneica o porque tu hija/o, hermano/a o quién sea tiene acné, recuerda que cada persona es un mundo y en la piel influye todo, como bien hemos explicado antes (alimentos, estrés, productos cosméticos…), así que tómatelo con calma y no te pases con las potingues ni te dejes cientos de euros en un producto porque no hace falta. Poco a poco cuando se salga de una época de exámenes, de dolores de cabeza en el trabajo o cuando se estabilicen las hormonas todo volverá a su sitio, simplemente debemos cuidarnos la piel durante estos procesos más aún, para evitar problemas cutáneos más incómodos y problemáticos en un futuro.

Para acabar, insisto como suelo hacer en estos casos, en que no te asustes por utilizar aceites naturales ya que estos retienen la humedad, evitan la deshidratación y tu piel lo agradecerá. Aceites para hidratar, para limpiar, para el cuerpo y la piel incluso grasa… viva los aceites!

Deja un comentario